Cómo mejorar la autoestima en 3 pasos

Tener la autoestima sana supone la aceptación de quien eres, y desde ahí puedes llegar a lo que quieras ser, pero siempre desde la aceptación incondicional de ti mismo/a.

¿Qué es la baja autoestima?

El estado de tu autoestima queda definido por la manera en qué te quieres y por las frases que te dices. Es muy probable que conozcas a personas con exceso de autoestima y otras con defecto, pero como todo, lo ideal es un equilibrio.

Que tengas una baja autoestima es un factor en contra en múltiples ámbitos como las relaciones sociales, las relaciones personales, tu capacidad de obtención de metas, en el ámbito profesional etc, ya que los límites que te colocas, en general, son muy grandes y están muy cerca. Claramente es un gran muro para tu felicidad.

¿Por qué te quieres tan poco?

La respuesta a esto tendremos que buscarla en toda una serie de esquemas emocionales que se han ido grabando en tu historia vital y que hoy, de un modo u otro te están incapacitando para vivir la vida que te mereces. La autoestima se forma a lo largo de la vida, con periodos claves en la infancia y adolescencia.

Dentro de tu valoración no sólo está la vista desde tus gafas, sino que también se va modificando en función del prisma de los demás.

¿Cómo puedo saber si tengo baja autoestima?

Si te sientes identificado/a con algunas de las siguientes frases, la baja autoestima está frenando tu vida.

  • No me quiero como soy.
  • No me siento bien con mi cuerpo.
  • Soy muy exigente conmigo y nada es suficiente para sentirme bien.
  • Cuando algo salgo mal creo que es culpa mía.
  • No soy capaz de imaginarte en mi escenario de futuro ideal.
  • Cuando algo es muy bueno creo que no es para mí.
  • Busco constantemente la aprobación de los demás.
  • Prefiero no hablar a que me juzguen de manera negativa.
  • No expreso ni digo todo lo que te gustaría por miedo a ser rechazado.
  • No sé decir NO.

¿Cómo mejorar tu autoestima?

Existen múltiples herramientas psicológicas que te ayudarán a sentirte mejor y a verte desde la aceptación y el aprecio de ti mismo/a, todas ellas con un hilo conector focalizado en tres puntos:

  1. Aceptarte. Que la aceptación la encuentres en ti sin necesidad de buscarla fuera es un aspecto esencial para mejorar la autoestima. Por un lado, el hecho de estar pendiente del “otro” te hace colocar el foco en su expectativa y no en la tuya, y al tiempo, ese foco te incapacita de poder expresar lo que sientes o piensas por miedo al rechazo o a la no aceptación, lo que actúa como un muro que cada vez se hace más grande y que a ti te hace más vulnerable.
  2. La auto-confianza. Este aspecto interfiere directamente en el ámbito de las relaciones y en el ámbito profesional porque de base lo que tenemos que mover es la inseguridad y esa grabación que tiene de “soy incapaz”, desde la que nunca te podrás permitir crecer porque de base tenemos el miedo como emoción devastadora e incapacitante .
  3. Trabajar el auto-diálogo, porque siempre la peor crítica que tienes eres tú. Por ello tenemos que analizar y someter a control cada una de las frases que tienes interiorizadas (“todo me sale mal”, “soy incapaz”) y que salen de manera automática para así poder cambiarlas y grabar otras donde la seguridad en ti mismo sea el punto de partida.

Ahora que me acepto es cuando realmente puedo cambiar.

Mejorar la autoestima está depende de ti . Si quieres, yo  te acompaño.

Formada  en psicoterapia breve y trabajamos con técnicas de vanguardia para que en poco tiempo empieces a ver los cambios que estás buscando.

Lcda. Ana Carcedo Bao. Experta en Intervención con Psicoterapia de Tiempo Limitado.